Como ya dije en el post anterior este año volví a participar en los Swapetines que organiza Pilar. Aunque no he participado muy activamente actualizando el blog, intenté dejar pequeñas pistas de mis avances en Facebook y por mail para que mi sorprendida no se asustara y supiera que todo iba por buen camino.

Este año mi soprendida fue Mariló a quien no conocía ni un poquito. Eso hace más emocionante el intercambio aunque, a veces, también es frustrante ir un poco a ciegas esperando agradar. ¡¡Qué alegría cuando leí un comentario suyo en mi post anterior diciendo que el color con el que estaba tejiendo los calcetines era su preferido!! Un imprevisto de última hora hizo que enviara el regalo justo el último día que había de fecha tope y no pude hacer fotos decentes así que mejor visitad su blog donde podreis ver el regalo que le mande.

Y ahora toca el turno a mi regalo. Llegó cuando menos me lo esperaba. El cartero pasa siempre por mi casa por la mañana. Estaba yo como Freddie Mercury tal que aquí, sin tanto bigote😛 , y sonó el timbre. Un paquete para mí! Mis swapetines!!! Subidón!!! No tenía ni idea de quien podría enviarme el regalo, durante el intercambio recibí pocas pistas. Mi sorprendedora fue Guna y me envio cositas maravillosas. Morid de envidia, ahí van las fotos.

¿Os ha gustado mi regalo? A mí me encanta!! Los calcetines son para flipar, una mini obra de arte en serio, no tienen ni un mísero fallo, son perfectos y me sientan fenomenal. Esas trufas… mmmmm No digo na que empiezo a salivar… Todo preciosisisisisimo. Mil gracias Guna.

Y como siempre mil gracias a Pilar por pegarse la currada y organizar los Swapetines.

No tengo vergüenza… Anda que esperar un mes para empezar a enseñar mis Swapetines…!!! pero bueno, como dicen, más vale tarde que nunca y aquí van unas pequeñas pistas.

Este año me toca alguien con el que nunca antes he tenido contacto y mis calcetines viajarán a un lugar nuevo en el que nunca he estado.

Por cierto, a falta de un compañero de viaje, el primer calcetín ya está en su maleta.

Como cada otoño, he vuelto a participar en el Spanish Swap. Creo que esta es la tercera vez que lo hago y como siempre salgo tan encantada que me quedo impaciente por que llegue el siguiente.

Este año me tocó sorprender a Rosalias. Todo un reto para mí. No la conozco en persona pero siempre me ha dado la impresión de ser una persona muy creativa, con una gran imaginación y, lo más evidente, con unas manos mágicas para tejer. Total, que me puse a pensar, quería llegar a su altura y me vino la inspiración. El Hyrna Herborgar era el chal perfecto. Ana (Hiroshige) me había pasado el patrón hacía tiempo y lo había comenzado a tejer para mí, pero no sé qué paso que en algún momento perdí un punto y lo tuve que deshacer. Ya no lo retomé. En realidad, es muy vistoso y da la sensación de que es complejo de tejer pero qué va… es muy fácil y repetitivo. Creo que ha merecido la pena. Junto con el chal envié otras cosillas que podéis ver en su ravelry.

DSCN1081

Y ayer me tocó a mí la suerte de poder disfrutar de mi paquete. Mi sorprendedora fue Isabel (Tiempodeamoras) que se ha pasado como tres pueblos mándandome un montón de cosas cada una más chula que la otra. Mejor visualizarlo😉

DSCN1084

DSCN1087

DSCN1086

… porque no es la primera vez que me pasa. Me pasó con las Harmony Wood intercambiables: se me partió la madera; me pasó con las circulares de níquel que tenía para calcetines: 2 veces rotas por la unión del cable al metal; y me pasó, anoche, con las acrílicas: rotas como las de madera.

Ya he pedido unas Addi Click.

¡¡Estoy indignada!!

Ando tejiendo, a parte de para reducir stash, como os dije en la entrada anterior, para el intercambio de otoño del grupo Spanish Swap. Es un chal, tejido con seda que yo misma teñí de color lila. Realmente me gusta como quedó el color ya que no es perfectamente homogéneo, sino que va haciendo aguas, y también me encanta el patrón. Nunca había tejido este chal pero lo había visto varias veces por Ravelry babeando, necesariamente, porque , aunque no es mucho de mi estilo, me parecía una delicia. En realidad, creo que a simple vista parece más difícil de lo que es y una vez que se entiende el dibujo se teje relativamente rápido. Me queda, más o menos, un tercio, así que mi reto es terminarlo en esta semana que entra. Os dejo solamente una foto que pocas pistas puede dar. No quiero desvelar el secreto.

Antes de que pase un año desde mi última entrada, he vuelto por aquí con la intención de quedarme. Mis dos últimos años ha sido bastante ajetreados. Una reforma inacabable, la mudanza posterior y, entretanto, el intento de acabar la carrera han hecho que no posteara tanto como me hubiera gustado. En ningún momento he dejado de tejer pero no he tenido mucho tiempo de mostraros lo que hacía. Así que he decidido que eso tiene que acabar, que ahora que mi vida parece estar un poco más ordenada tengo que hacer el propósito de volver a escribir.

Ayer, estuve ordenando mi cajón desastre de lanas y me he dado cuenta de que tengo más de las que debería. Algunas ni siquiera recordaba que estaban ahí. Sé que es algo que nos pasa a todas, pero eso no hace que deje de sentirme un poco culpable. También estuve buscando inspiración por Ravelry y me dí cuenta, cotilleando por mi biblioteca, que no he tejido la mayoría de los patrones que he comprado. Supongo que mientras tejía algo me llamó la atención un patrón pero cuando termine de tejer eso empecé otra cosa sin acordarme de la compra y así he ido dejando olvidados un montón de cosas que me gustaría tejer y no he tejido. Más culpabilidad.

Total, que quiero poner remedio a todo, y si es a la vez mejor que mejor.Para empezar voy a tejer este jersey de Vera con  lana SMC Highland Alpaca fino. Es de lo mejorcito que puedo encontrar por aquí sin desplazarme  a Madrid o comprar por internet. La he utilizado para tejer el Featherweight Cardigan y es muy suave y calentita.

 

Ya os iré contanto. ¡¡¡PROMETIDO!!!

Después de llevar casi un mes buscando mi cámara, por fin, la he encontrado. Y he aquí el contenido de mi regalo de los Swapetines 2012.

!Simplemente me encantan! Y fijaros en los marcadores y los botones ¿No son originales? Venían, además, dos ovillos de Drops Delight en unos colores turquesas y lilas preciosos. Mil gracias Rastafari🙂

Por otro lado mi sorprendida recibió los suyos hace unos días. Como mi cámara andaba desaparecida entre la mudanza y me pilló el toro, no me enteré en qué fecha había que mandarlos, no pude hacerle fotos. Le robo la foto que ella hizo y os los enseño.

 

Bueno, yo estoy emocionada dale que te pego a mis agujas tejiendo calcetines e incumpliendo mi promesa de no comprar más lanas… ¿Os hubierais resistido?

Como ya casi es primavera en Téjeme han preparado un concursito que no os podéis perder. Yo ya he participado y vosotros tenéis que animaros. No soy rival… a mí nunca me toca nada😀

Desde que Pilar nos sedujo con sus Swapetines no paro de pensar en tejer pares y pares de calcetines. Largos, cortos, de varios colores, lisos, con calados…

Ahí van mis retos:

Tengo uno completamente hecho y el segundo va por el talón. Algunas modificaciones para que fuera más sencilla la caña y un remate en punto elástico para que se ajustara mejor al muslo.

Patrón comprado hace 1000 años. Lana azul comprada hace 999 años. Esperando dejar alguna aguja libre para empezarlos.

La cuarta vez que tejo este patrón. Un calcetín por el talón. La lana la teñí yo, en colores naranjas y amarillos. Más de un año en espera…

De mis swapetines mejor no hablamos. No porque vayan mal, me está gustando mucho como me van quedando, pero es que no quiero decir ni mu. Tiene que ser todo una sorpresa🙂

De la lana de calcetines que tengo tampoco debería hablar porque me entra cargo de conciencia… Tengo 4 ovillos de Drops Fabel en color azul y en color rojo. Una madeja de Lorna´s Lace en colores rosas y azules. Otra de Greta and the Fibers que me regaló Marga en colores morados. La del Swap de invierno que me regaló Ana, una madeja de Wunderkleckse en blancos y berenjenas. A parte dos madejas de Crazy Zauberball en colores marrones y verdes y una en verdes y negros también del swap de otoño de hace dos años. Una madeja también de Schoppel-Wolle en color completamente blanco, para combinar con una de  tonos grises y negros de la marca Lang y hacer unas medias a rayas. Otra amarilla y verde teñida por la menda. ¿Qué más, qué mas? Todo esto sin considerar los restos de madejas que tengo en una bolsa. Así a buena vista tengo como un kilo o kilo y medio de restos. Joder… qué cantidad acumulada, esto no puede continuar así!

Creo, seriamente, que esto es una Calcetinitis de las grandes y que si no la trato rápidamente corro el riesgo de que se cronifique!!!! (Si no lo ha hecho ya…)

… pero sigo visitando vuestros blogs, tejiendo a ratos y no pienso dejar mi blog. Es sólo que las obligaciones me impiden dedicar todo el tiempo que quisiera a compartir mis cosas.

Estas son mis dos últimas cosas en mente pero como soy un desastre seguro que entre medias se meterán otras🙂

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.